Top of mind, notoriedad asistida y email marketing

Una buena campaña de email marketing puede ser de más utilidad de lo que pensamos en un principio, sobre todo para mantener el recuerdo de marca o top of mind.

Y es que muchas veces nos dejamos cegar por los resultados inmediatos, por la venta “hoy”, y no valoramos los resultados que nos puede ofrecer a largo plazo.

En muchas ocasiones, ni siquiera valoramos el impacto de forma correcta. En el artículo de hoy vamos a debatir y comentar algunas de los aspectos menos tenidos en cuenta en una campaña de email marketing.

 

#1. ¿Qué es el top of mind?

Cuando hablamos de top of mind, hacemos referencia al recuerdo de marca.

A esas marcas que nos vienen a la mente nada más pensar en un cierto tipo de producto.

Por ejemplo pensemos en zapatillas e inmediantamente viene a nuestra mente la marca:

  • Kalenji (la marca propia de Decathlon) ¿verdad?

¿A no? ¿No has pensado en esa?

Ahhh, tu debes haber pensado en Nike o Adidas.

Vaya, bueno, pues ahí tienes un ejemplo de top of mind bastante claro, y el tema es que, incluso aunque tu utilices otras marcas de zapatillas, al pensar en ese tipo de producto, es probable que haya venido a tu mente la marca reconocida incluso antes que la que utilizas ¿es o no es curioso?

 

#2. Top of mind y el proceso de compra

El valor del top of mind es que cuando llegue el momento de comprar el producto, o de una eventual recompra, tengas el producto o marca en cuenta durante el proceso de compra.

Es más, no solo que la tengas en cuenta, si no que automáticamente asignes unos valores o características al producto:

  • Calidad
  • Durabilidad
  • Aspecto

Estos valores o características pueden decantar prácticamente la decisión desde el momento inicial en que se inicia el proceso de compra.

Algo que nos puede ser de mucha utilidad pero claro.

 

#3. Es realmente difícil tener nuestras marcas en el top of mind de los clientes potenciales

En este punto seguramente estarás pensando que lo del top of mind es genial, pero que cuesta mucho dinero en marketing llegar a ese punto.

Mucha publicidad, un producto que guste, invertir más dinero todavía, seguir invirtiendo, y así para siempre.

No es fácil.

Y no está al alcance de todas las marcas o empresas, para que nos vamos a engañar. Pues tienes razón, y en este caso te diré:

  • Tampoco lo necesitas en el corto / medio plazo

Es verdad, no lo necesitas, porque es mucho más fácil conseguir:

 

#4. Notoriedad asistida

Volvamos al ejemplo anterior, el de las zapatillas.

Necesitas unas así que vas a tu Decathlon más cercano a comprarlas, como hemos visto antes, es fácil que cuando piensas en marcas de zapatillas te vengan a la mente Nike, Adidas, etc.

Pero cuando llegas a la tienda, es muy posible que veas algún cartel o publicidad de Kalenji, la marca propia de Decahtlon.

Es muy posible que no hubieras pensado en esa marca desde el principio, pero al ver la publicidad has asociado:

  • Marca = producto

Y a partir de ahí ya has tenido en cuenta el producto en tu comparativa y en tu proceso de compra.

Ese anuncio te ha permitido “recordar” la marca, aunque inicialmente no estaba en tu top of mind.

Es una forma de conseguir notoriedad de forma asistida por la publicidad.

 

#5. ¿Puede el email marketing ayudarnos a conseguir notoriedad asistida?

Claro que sí. Esa es de hecho una de las ventajas más interesantes que puede ofrecernos el email marketing.

Cuando enviamos un emailing pueden suceder muchas cosas:

  • Que lo abran, accedan a la web y compren nuestros productos
  • O que solo lo abran, y lo lean, pero no accedan a la web y no compren
  • Que ni siquiera lo abran

En cualquier caso (y siempre que el emailing no acabe en SPAM) el suscriptor va a ver el email.

Y al verlo:

  • Va a recordar la marca

Aunque no abra el correo, aunque no haga nada con el. Da igual, vamos a ser capaces de recordarle la marca (notoriedad asistida).

Y esto es muy importante en los procesos de compra, y en los de recompra.

 

#6. Ejemplo de recompra

Imaginemos que hemos comprado un producto en una tienda online, por ejemplo una silla de oficina, o cualquier cosa que se te ocurra.

Al realizar la compra hemos sido suscritos a su lista, y a partir de la compra, de vez en cuando vamos recibiendo newsletters, ofertas, etc.

Esta claro que si acabamos de comprar, no vamos a volver a comprar una silla de oficina al mes siguiente de haberla comprado.

Pero si tenemos en cuenta dos cosas:

  • Que el cliente haya quedado satisfecho con la compra realizada
  • Enviar los emailings con una frecuencia no demasiado elevada

Podemos conseguir que el comprador permanezca suscrito a la newsletter durante un tiempo suficiente como para que llegue el momento de tener que volver a comprar el producto.

 

 

Y en ese momento, en que volver a comprar o recomprar el producto es necesario:

  • Si el cliente recibe una newsletter es casi seguro que va a tener en cuenta nuestra marca.
  • Además si la primera experiencia de compra fue positiva, directamente va a asociar el buen resultado a la compra y más probable que vuelva a comprar ¿por qué arriesgar si la primera compra fue bien?

 

#7. Los mailings son muy buenos para mantener el recuerdo de la marca

Y es que aunque muchas veces pensamos en un email como algo de usar y tirar, no siempre es así.

Mira esta campaña o mailing:

Recibió visitas desde Abril a Junio.

¿Cómo es posible?

Es posible porque no todas las newsletters se borran después de leerlas:

  • Si incluyes algo útil
  • O un descuento

Es mucho más probable que esa persona se guarde ese email para consultarlo o utilizarlo más tarde.

Si incluyes una guía sobre cómo elegir una silla de oficina, en el caso del ejemplo que estabamos comentando.

O el típico descuento de compra, también.

La ventaja es múltiple, si no lo borra directamente, cada vez que acceda a su email verá la newsletter, recordando tu marca.

Notoriedad asistida 🙂

Una forma fácil de mantenerte en el top of mind de tus clientes potenciales ¿no te parece?

 

En resumen

Analiza más en profundidad tus campañas de mailing, no te quedes en la superficie.

Si te quedas solo en:

  • Aperturas
  • Clicks
  • Ventas directas

Te estás perdiendo muchas cosas.

Mira más allá en tu Google Analytics y podrás ver estadísticas y datos muy útiles, buenos para las ventas y para tu marca.

Ana Nieto

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*