Plan de Social Media: cómo crearlo desde el principio


plan de social media 

Cuando nos enfrentamos a un reto difícil de conseguir muchas veces nos sentimos completamente abrumados. Y si te has planteado por primera vez crear un plan de Social Media es probable que te sientas así: sabes qué quieres hacer y porqué; has visto a otros escalar la montaña del Social Media y los beneficios que han obtenido, y tú también quieres llegar hasta allí.

Si necesitas un plan de Social Media, empieza por aquí. Vamos a dividir el plan en seis partes:

 

#Paso 1. ¿Qué redes sociales utilizo?

Ninguna red social es igual que otra. Parece que son todas muy homogéneas y que se comunica de la misma forma, pero la realidad no es así. Cada red social es única y tiene su propio estilo, su propia audiencia e incluso sus propias best practices.

 Por ello, debes dedicar tiempo a elegir qué red o redes encajan mejor, y esto dependerá de dos factores:

– Las metas y objetivos que quieres conseguir en el plan de Social Media

– En que red  o redes sociales está más presentes tus clientes y público objetivo

 Antes de elegir, te mostramos algunas diferencias de las principales redes sociales:

 

  Facebook:

Es la red más importante por volumen de usuarios, y por eso está lleno de empresas que quieren alcanzarles. Los usuarios de Facebook son muy diversos. Antes era una red social llena de gente joven, sin embargo, los mayores cada vez se están haciendo su hueco en esta red y utilizándola casi a diario. Además los jóvenes, parece ser la tendencia actual, cada vez desisten más de Facebook: no confían en las condiciones de privacidad de la red de Zuckerberg y se se decantan por otras alternativas como Instagram. Por último, si tus clientes son otras empresas (Business to business) no recomendamos esta red. Si tus clientes son consumidores finales (Business to consumer) sí.  

Hoy, probablemente para que Facebook te de resultados tendrás que contratar publicidad. Es su punto fuerte, ya que puede focalizar mucho el nicho de personas a las que Facebook dirigirá tu anuncio.

  Twitter:

Twitter es especialmente atractivo para las empresas y además se ha convertido en el principal canal de comunicación con el cliente, donde quiere ser atendido a la mayor brevedad posible. Además de como canal de atención al cliente puede ser muy útil para crear imagen de marca y comunicarnos de forma directa con el consumidor. Es el mejor canal donde escuchar a nuestro público y relacionarnos con él.

  Linkedin:

Es un sitio web orientado a negocios donde puedes crear y extender tu red de contactos profesionales. Linkedin te permite encontrar un trabajo, trabajadores, prestadores de servicios…  Si quieres crear una página de Linkedin para tu empresa, piensa bien si merece la pena el tiempo y el esfuerzo que utilizarás en esta red. Darse de alta no es suficiente: se deben actualizar periódicamente los contenidos. Para pymes es recomendable que actúes en esta red profesional no sólo como empresa sino también con los perfiles personales. 

 

 

  Instagram:

La red que más está creciendo, tanto por número de usuarios como por uso. Es una red completamente visual donde la imagen se ha convertido en la reina del contenido. Si una parte importante de tu negocio es la imagen, date de alta. Es algo así como el Twitter pero con imágenes. Es importante en esta red el uso de hastags.

  Google+:

A pesar de los esfuerzos de Google, esta red social no ha terminado de cuajar entre la población. Sin embargo, no cuesta nada que compartas aquí tus contenidos de vez en cuando, ya que ayudarás al SEO de tu web

  Youtube:

El vídeo es un contenido que bien optimizado se posiciona antes que es texto (ya que hay menos competencia ) y convierte más (generalmente, las personas estamos predispuestos a dedicar más tiempo a ver un video que a la lectura de un texto). Si quieres posicionar vídeos, tu red el YouTube.  Publica videotutoriales, explica cosas a las que se dedica tu empresa… En definitiva, comparte un contenido con tu comunidad que les sea útil y les resuelva algún problema.

  Foursquare:

La red social más importante de geolocalización. Si tu empresa es un negocio físico date de alta y promociona a través de ella descuentos u ofertas. 

Hay otros aspectos a tener en cuenta que te pueden ayudar a elegir que red o redes sociales son las más eficaces para tu negocio, aquella que pueden ayudarte a atraer clientes y prescriptores para tu negocio.

El primero de ellos es el tiempo. En este post puedes ver tres recursos para ahorrar tiempo en Social Media.  El segundo aspecto importante son tus recursos y preguntarte: ¿tengo los recursos necesarios para crear imágenes para Instagram?, ¿tengo los recursos para grabar videotutoriales para Youtube?. Por último, y casi que el aspecto más importante, es comprobar dónde está tu público objetivo. Si tu audiencia no utiliza nunca Instagram, ¿para qué emplear tiempo y esfuerzo en crear ahí tu imagen de marca?

Recuerda: No tienes porqué estar en todas las redes sociales, sólo en aquellas que importen a ti y a tu audiencia.

 

#Paso 2. Completa tus perfiles

Vale, en el punto anterior hemos dicho que cada red social es distinta, pero hay un punto en el que prestar absoluta atención: mantener la misma imagen corporativa en todas. Debemos asegurarnos que nuestro avatar, foto de portada, biografía e información de perfil están actualizadas, completas y en sintonía con la imagen de la empresa. Un perfil completo demuestra profesionalidad y cohesión de marca.

El perfil requerirá tres partes: 

  Potente imagen visual:

Nuestro objetivo es la consistencia y la familiaridad con las imágenes que usamos en social media. Nuestro avatar en Twitter conecta con el avatar de Facebook. Nuestra foto de portada en Google+ es similar a la de Linkedin. Para crear estas imágenes, puedes consultar en este post el tamaño exacto de las imágenes de perfil para cada red social. Otra opción es usar Canva, una herramienta online que trae por defecto los tamaños para cada imagen de cada red y que te permite crear imágenes de forma sencilla y rápida. En este video tutorial  (Cómo usar Canva) verás qué sencillo es utilizarla.

 

Video Tutorial: Cómo usar Canva

 

 Texto con gancho dirigido a nuestro público objetivo:

El área principal que debes personalizar es la biografía. Debes crear una biografía que sea profesional y puedes redactarla contestando a esta pregunta: ¿qué hay aquí que pueda ofrecer al que me visite?. Por otra parte, no te olvides de ser personal y cercano. 

• Optimización de los perfiles para el posicionamiento

Tienes que seleccionar muy cuidadosamente las palabras claves principales que se identifica con tu negocio. Esa palabras clave debes incorporarlas en todos tus perfiles sociales. Por ejemplo si las palabras claves principales de tu negocio son: “fotógrafo de bodas madrid”, incorpóralas: en el encabezamiento de tu perfil personal y de empresa en Linkedin, y en la biografía de Twitter, Facebook y/o Instagram. 

 

#Paso 3. ¿Cuál es mi tono de comunicación?

Una vez elegidas tus redes y de haberlas rellenado al completo pensarás que ya te puedes lanzar a escribir. Espera, ¡todavía no!. Antes de empezar a escribir debes tener una cosa muy clara: ¿cuál va a ser tu tono de comunicación?. Puedes hacerte preguntas de este estilo:

  Si mi marca fuera una persona, ¿cómo sería?

  Si mi marca fuera una persona, ¿cúal sería la relación con el cliente?

  ¿Qué es y qué no es mi empresa?

  ¿Cómo quieres que piensen tus consumidores de tu empresa?

Al contestar estas preguntas, deberías terminar con una serie de adjetivos que ayudarán a describir la voz y el tono de tu marketing

 

plan de social media 

 

#Paso 4. ¿Cuándo? ¿Cuánto? ¿Qué?

Aquí llegan las preguntas del millón: ¿con qué frecuencia debo postear? ¿cuándo? ¿qué? Y la respuesta no podía ser otra: depende.

• ¿Qué deberías postear?

La tendencia actual nos dice que la imagen se ha convertido en la reina del contenido. Los post y tweets con imágenes tienen más visitas, más clics, más me gusta… Por tanto, sabiendo qué genera más interacción ya sabes qué es lo que debes lanzar. 

Una cosa importante: comparte el contenido en cada red bajo su cultura y lenguaje.

• ¿Con qué frecuencia deberías postear?

Algunos de los factores que pueden influir en la cantidad de actualizaciones son tu alcance, tus recursos y la calidad de las propias actualizaciones.

La red social que estés utilizando tendrá también marcará el número de actualizaciones. Por ejemplo, en Twitter unos 5-6 tweets al día estaría bien para empezar; en Facebook unas 2 actualizaciones a lo largo del día y en Google+ una o dos. Si ves que a tus seguidores les encanta lo que publicas puedes ir más allá y publicar más cantidad.

• ¿Cuándo deberías postear?

Os mostramos aquí en general, las mejores horas para publicar actualizaciones en cada red social:

  Twitter: entre las 9:00 y las 16:00 de lunes a jueves

  Facebook: entre las 12:00 y las 16:00 de lunes a viernes

  Linkedin:de 7:00 a 9:00 y de 17:00 a 18:00 de martes a jueves

  Instagram: entre las 17:00 y las 18:00 de lunes a viernes

  Google+: de 9:00 a 11:00 de lunes a viernes

 plan de social media

 

#Paso 5. ¡Mide!

Es fundamental para dar un sentido global a tu estrategia que midas los esfuerzos que estás llevando a cabo. Solo así sabrás si el tiempo que le estás dedicando a las redes sociales te está dando resultados. Hay muchísimas herramientas que dan informes sobre cada red social. Incluso cada red social en particular te ofrece sus propias estadísticas e informes. Estas son algunas de las herramientas que puedes utilizar para cada red:

Facebook:

  Likealyzer

  Alerti

  Agora Pulse

Twitter: 

  Crowdfire (antes Justunfollow)

  Tweriod

•  Twitonomy

Instagram:

  Iconosquare

  Simply Measured

  Crowdbabble

 

#Paso 6. Programa y escucha

Por último, un secreto: programar las publicaciones es el arma secreta para compartir de forma periódica y consistente cada día. Es fundamental para crear una comunidad alrededor de tu marca que seas constante en tus publicaciones. No vale publicar un día 15 tweets y después estar una semana sin aparecer.

Herramientas como Buffer  y Hootsuite te ayudarán a programar tus publicaciones.

Pero no todo termina con automatizar las redes sociales y olvidarnos de ellas. Es tanto o más importante que todo lo anterior que te comprometas con tu comunidad. Es decir: si la gente te habla, tú les respondes. Dedica cada día un tiempo para seguir las conversaciones que se dan sobre tu marca e interactúa en ellas.

Una forma de estar al tanto de todo lo que se dice de ti es utilizando herramientas de monitorización que te sirvan para escuchar la red. Herramientas como Mention, Socialmention o incluso las alertas de Google te serán muy útiles para ello.


 

Ana Nieto

1 Comentario

  1. Zelmy Flores 24 abril, 2015 Responder

    No reconocer las redes sociales seria retroceder en el tiempo, el problema radica en la permanencia junto con éste post completo el articulo con este link de consejos prácticos para Facebook, http://www.gestiontpv.com/blog/7-errores-imperdonables-en-el-facebook-de-una-tienda-online espero sus comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*