Evita los 7 errores más comunes en redes sociales

 

Contar con una buena estrategia para redes sociales es fundamental para promocionar una empresa y conseguir mejorar la imagen de marca. Las redes sociales traen la posibilidad de tener una conversación mucho más fluida y directa con la audiencia y además, permiten humanizar. Pero, ¿las utilizamos de manera correcta? ¿Les damos el uso apropiado? Y sobre todo, ¿les sacamos todo el partido posible con una estrategia adecuada?

Muchos siguen creyendo que publicar una gran cantidad de contenido es la mejor estrategia para redes sociales, pero no es así. La calidad prevalece sobre la cantidad.

Un ejemplo es el estudio que realizó Buffer con su página de Facebook. Gracias a este estudio se dieron cuenta que postear mucho no estaba dando los resultados esperados, por lo que decidieron publicar menos contenido diario. Esto aumentó un 300% el alcance y el engagement que tenían hasta entonces sus publicaciones.

Los usuarios se cansan de ver demasiado contenido de la misma página, por lo que es mejor crear posts de más calidad y publicar de manera mucho menos frecuente. Dependiendo del público objetivo y del sector, se deberá publicar con más o menos frecuencia.

 

2- ¿Publicas el mismo contenido en todas tus redes sociales? ¡Error!

Un error que cometemos muchos es el compartir el mismo contenido en todos nuestros canales. Esto hará que pierdas engagement en la mayoría de ellos ya que el usuario espera otro tipo de contenido.

No es lo mismo hacer una publicación para Twitter que para Instagram. En Instagram los usuarios esperan un contenido totalmente visual con muy poco texto, sin embargo en Twitter el usuario espera un breve texto que pueda informarle de alguna novedad y quizás acompañarlo de algo de contenido visual, pero no siendo este el plato fuerte de la publicación.

Tienes que tener estrategias distintas para cada uno de los canales que utilices. Aun queriendo compartir la misma información, hay que adaptarse a las necesidades de los usuarios de cada red social.

 

3- Estar presentes en todas las redes sociales

Snapchat, Facebook, Youtube, Instagram… son muchas las redes sociales en las que una empresa puede alcanzar a su público objetivo. Otro de los errores que se suele cometer es pensar que se debe estar presente en todas ellas.

Lo primero que hay que tener en cuenta es conocer a la audiencia a la que hay que dirigirse. ¿Qué plataformas son las que utiliza? ¿Cuáles son las horas en las que las utiliza? ¿Qué contenido demanda en las mismas? Este es el paso más importante para poder entender cuáles son las plataformas idóneas para publicar.

 

 

 

Dependiendo del tipo de empresa es mejor estar presente en un tipo de red social o en otra, pero no hay necesidad de estar presente en todas ellas, y menos aún estar en ellas y no publicar, ya que esto dará una sensación de abandono y dejadez que ha de ser evitada.

Es mucho mejor para la empresa, para los resultados y para la imagen de marca, estar centrado sólo en los canales dónde se encuentra el público objetivo al que has de dirigirte. Así será más sencillo centrar esfuerzos en crear campañas impactantes y lograr mejores resultados.

 

4- Compartir sólo contenido relacionado con nuestra empresa

Durante muchos años se ha creído que compartir contenido relacionado sólo con la propia empresa era la mejor opción para atraer a clientes a las redes sociales, pero esto ya no es así, por desgracia esta estrategia ya ha dejado de funcionar.

De hecho Buffer, una de las plataformas de gestión de redes sociales más usadas del mundo, realizó un experimento en sus propias redes sociales. Se dieron cuenta que al compartir sólo contenido suyo no estaban teniendo el alcance que esperaban. Decidieron entonces postear contenido de otras páginas.

Los resultados fueron muy positivos ya que aumentaron mucho las impresiones del post, los seguidores y las interacciones.

Los usuarios se cansan de ver siempre el mismo contenido y necesitan algo fresco que los estimule, siempre relacionado con el sector en el que trabaja la empresa.

 

5- No compartir vídeos

Los vídeos son el contenido más sencillo y consumido por los usuarios de internet. La gran mayoría de los usuarios prefieren ver un vídeo a leer un texto, ya que es más rápido e implica una menor atención.

Además, el compartir videos directamente en la propia plataforma aumenta el alcance de los mismos. Por lo que evita subir videos en otras plataformas como en Youtube, si las vas a compartir luego en tus redes y adapta tus vídeos para cada plataforma.

 

 

 

De hecho, un estudio de Quintly demuestra que los vídeos “nativos”, es decir, los vídeos adaptados y subidos directamente a la plataforma tienen un mayor impacto directo en el engagement de la publicación. Los datos del estudio dieron como resultado un incremento del 530% en comentarios sobre este tipo de vídeos sobre los compartidos a través de otras plataformas.

 

6- Nuestro contenido no está bien dirigido

La mayoría de las veces se elabora contenido y se comparte con la idea de que llegue a cuanto más público posible mejor, sin que esté centre en la audiencia y/o en el público objetivo.

Siempre hay que centrarse y generar contenido de valor para la audiencia específica a la que va dirigido, haciendo así que aumente su relevancia y por tanto, se incremente su autoridad y el nivel de interacción con los usuarios.

Otro error muy frecuente que se suele cometer es en no prestar la suficiente atención a la localización, siendo esta fundamental a la hora de conectar con los fans y con los embajadores. Por ejemplo, si se va a realizar un evento en Madrid, tiene mucho más sentido que la estrategia de contenidos y de redes sociales se centre en los fans de Madrid, ya que serán ellos los que probablemente asistan e interaccionen. Por lo que la segmentación demográfica, es muy importante y ha de tenerse en cuenta.

 

7- No haces uso del contenido generado por tu audiencia

El contenido generado por los fans y por la audiencia es un contenido más que interesante para que sea compartido en las redes sociales, por lo que es un grave error no darle el sitio que se merece.

Los fans siempre van a dar contenido original y sorprendente, con una ventaja añadida, el contenido procede desde ellos mismos, por lo que estará basado sobre los temas que más llaman su atención, siendo una gran fuente de inspiración para marcar estrategias y captar los insights del público objetivo.

Por último el uso de este tipo de contenido hace que el usuario se sienta útil, escuchado y valorado, lo que animará a la comunidad a seguir interactuando y participando con la marca o empresa.

Evitando y corrigiendo estos errores será mucho más sencillo marcar estrategias y objetivos reales que sean alcanzables y que incrementen el engagement y la interacción de la audiencia. De este modo, el uso de las redes sociales será muy productivo y beneficioso para la empresa,  la imagen y el reconocimiento de marca ya que se verán ampliamente reforzados.

 

Macarena Vayá

Country Manager de España en Sortlist y especialista en posicionamiento SEO y marketing digital.

Ana Nieto

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*