Página de ventas: los 8 elementos más importantes

página de ventas

 

La gente llega a tu página del carrito… pero no finalizan la compra. Este proceso es uno de los quebraderos de cabeza de un amplio porcentaje de los eCommerce o de sitios que en alguna de sus páginas venden productos. ¿Por qué los usuarios llegan hasta el último paso pero luego no compran? 

Un motivo puede ser que inicialmente no tuvieran intención de comprar. Y otro motivo puede ser que sí tuvieran intención de comprar, pero que al llegar al último paso haya habido algo que no les haya convencido. En este post te contamos cómo podemos mejorar la página de ventas para conseguir más ventas. 

#1. Presta mucha atención a los titulares

Los titulares de una página de ventas deben llamar la atención del consumidor. Si no das en el clavo, con ese título del encabezamiento de tu pagina,  en este punto perderás la oportunidad de captar al cliente en los primeros segundos.

El titular debe estar trabajado,  ser de calidad y basado en las necesidades del lector. A su vez, debe prometerle un resultado final, y que después esa promesa se cumpla.

 

#2. Más imagen y menos texto

Una imagen convierte más que mil palabras, así que no temas utilizarlas. Pero si te atreves, convierte más un vídeo que una imagen estática. Añade en tu página de ventas un vídeo-demostración del producto, un vídeo con tu propia experiencia o la opinión de algún cliente.

 

#3. Añade gráficos, guiones…

Puedes utilizarlos para dibujar, para ordenar el contenido… El caso es presentar la información de forma clara, organizada y breve y muy importante: original y llamativa.

 

#4. ¿Qué tal un testimonio?

Se utilizan mucho, pero la realidad es que no hay mejor forma de convencer a alguien de que te compre. No tiene que ser un vídeo espectacular donde “1 de cada 10 dentistas recomiendan…”. Basta, por ejemplo, con que añadas algún tweet de usuarios que te hayan felicitado por tu trabajo o estén contentos contigo. 

 

 

#5. Vende la historia

Como hemos explicado en nuestro anterior post sobre storytelling, es muy importante conectar emocionalmente con el público para crear un vínculo con él. 

Cuenta en tu página de ventas una historia que acompañe al producto donde expliques el porqué de la oferta, cómo surge tu producto o qué beneficios obtendrá si decide comprarlo. 

 

#6. Haz una oferta que no puedan rechazar

Plantéate que no solamente vendes un producto o un servicio: vendes soluciones y experiencias

Plasma de forma clara (una imagen, un dibujo, un esquema) lo que van a conseguir si deciden comprarte. Recopila los valores que tiene tu producto o servicio y muéstraselos con sentido. 

 

#7. ¡Cuidado con el precio!

Los usuarios en Internet a menudo estamos cansados de la sobresaturación de ventas e incluso aún queda un sector grande de población que siente “miedo” a comprar en Internet por miedo ser estafados. No por poner un precio muy bajo a tu producto o servicio te aseguras de que vayan a comprarlo. Incluso puede sucederte lo contrario, que el receptor asocie tu bajo precio a unos niveles bajos de calidad y dejen de comprar tus productos. 

Dentro de este punto, destacamos también que es importante facilitar el método de pago: es decir, no liemos al usuario con muchos campos a rellenar, muchos pasos que seguir… Lo mejor es que puedan realizar el pago en uno o dos clics, no más. Si no, corremos el riesgo de que el usuario finalmente abandone la compra. Añade todo tipo de tarjetas y también Paypal, cada vez más utilizado por la fiabilidad que aporta a los usuarios. 

 

#8. Un cierre sólido

Todo lo anterior es importante, pero el remate final es el que hará que el usuario, si ha llegado hasta el final de tu web, decida comprar o no. Crea una llamada a la acción fuerte y asegúrate de recordar a los consumidores los beneficios de tu producto. 

 

pagina de ventas

Ana Nieto

2 Comentarios

  1. Mauro Chojrin 5 octubre, 2015 Responder

    Muy interesantes los puntos que mencionas Ana. Permíteme agregar un tema fundamental que muchas veces se pasa por alto: la velocidad. Debe tenerse mucho cuidado de, por querer hacer la página más atractiva, no terminar sobrecargándola y, de esa forma, impidiendo que se presente a los visitantes en forma ágil.

    La gran mayoría de los navegantes abandonarán un sitio si éste toma más de 3 segundos en estar disponible en forma completa.

    Afortunadamente, con unos pocos cambios se puede ganar mucho (Uno de ellos es el tamaño de las imágenes).

    • Webempresa20
      Webempresa20 6 octubre, 2015 Responder

      Muchas gracias por tu comentario Mauro.

      Llevas mucha razón, es un elemento muy importante que se nos pasó por alto: ¡la velocidad de carga de la página! Lo anotamos 🙂

      Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*